Comentarios: Puertas abiertas en Roma de todas partes, Cuando el restaurante es también integración

De otra parte las puertas están siempre abiertas. He estado en los que trabajaban ahí, son para aquellos que quieran hacer clases de cocina e invertir en su futuro y son para aquellos que quieran degustar los platos de este restaurante que le gusta llamarse pero no étnica, más bien, “contaminados”. En otra parte, Abierto de febrero de 2017 en Roma, a poca distancia de la estación de Ostiense y Eataly, un restaurante social nace de un proyecto de la Cies Onlus, el centro de información para el desarrollo y educación, utilizando MaTeMu (Centro de la juventud), ha creado un curso de capacitación gratuita para jóvenes italianos y extranjeros de segunda generación, menores no acompañados, y los refugiados, puede llegar a ser cocinero de sous, ayuda-fabricante y operador de control de sala c. La pretensión de la otra parte es “puertas se abren al mundo” y la fórmula cubre todo el día: desde la mañana, alrededor de 10, para un desayuno con productos con levadura, tartas y pasteles, para ir a comer con una oferta que privilegia platos únicos, con la proteína, hidratos de carbono y verduras en flexible y asequible (entre 9 y 13 euros), hasta la tarde hors d ' oeuvres y una cena gourmet ofrece. Hasta el momento, de cursos de formación han ido 60 chicos y chicas entre 16 y 25 años: noventa horas de clases teóricas y prácticas de, común a cada dirección, Mientras que sesenta son específica dependiendo del curso elegido. Después del examen final, estudiantes reproducir una pasantía de a otra parte, donde los cursos de formación, o participando en otra realidad romana. El éxito de estos cursos es que en esta última edición, en comparación con 15 plazas disponibles, ha recibido solicitudes de más de 200. Gerente de restaurante es humo B, el director de formación y de la cocina es Kanhaiya Lal, los chefs enfilación de almuerzo es Claudia Massara, Mientras que la panadería y la pastelería son supervisados a menudo por Valerio Parisi. Lo más importante, a los que tendrás que pensar en disfrutar de su cena, es que los ingresos del restaurante en otros lugares se reinviertan en el proyecto de educación social.

El medio ambiente se encuentra en una habitación que solía ser una panadería y fue renovado por abrir los ambientes y crear una gran cocina en el sótano, Mientras que la masa está en el mismo nivel que las mesas y la barra de. El restaurante es grande, mínimo decorado, ofrece un íntimo altillo, música de fondo, paredes con tonos iluminados por pequeños objetos con colores fuertes, Turquesa y ocre amarillo. Domina la sala un largo bar, elegante y original, construidos con puertas y ventanas que recuerdan la filosofía local: apertura y bienvenida. Y’ un menú degustación 45 euros (7 cursos), Mientras que la carta ofrece una propuesta amplia pero no bien calibrada de aperitivos, primera y segunda. Con una especial atención a las necesidades de una dieta vegetariana-vegana y sin gluten. Todos los platos son el resultado de una comparación de los chefs que supervisan el proyecto y los mismos tipos, querían poner algo de su cultura en recetas: se notan en el uso de ingredientes como el limón, frutos secos, Jengibre, cous cous, Chile, frutas exóticas (Mango), leche de coco, Todos Unidos en platos que, en la mayoría de los casos, lograr un equilibrio delicioso y sabroso. Donde los chicos en la cocina y en sala es variada: Cuenca del Mediterráneo, Italia incluyendo, Pero incluso Bangladesh, Congo, Zambia.

 

Probé la cocina en otros lugares para la cena, por invitación de la asociación que posee el restaurante, y pedí la tarjeta probar muchos platos en el menú. Permítanme comenzar diciendo que las porciones son muy generosas y, entonces, Se puede comer con satisfacción ordenando uno o dos platos, y la preservación de un espacio para Petit Fours, merece especial atención. El restaurante en otros lugares tiene un ojo atento a la solidaridad y el compromiso social también en relación con los proveedores y productos utilizados, productos de temporada cuidadosamente seleccionados. Entre los productos: tomate el llameante de la empresa (el protagonista del compromiso contra la explotación en la agricultura), el yogur de coop Barikamà, participación de jóvenes africanos, las huevas de Tavolara de peces Cerdeña, el cuscús palestino Maftoul distribuido por otro mercado, granja de PASTIFICIO pasta Mancini (Marcas de fábrica), la carne de las ovejas de Martignano (criado en las orillas salvajes del lago), queso de queserío vacíe alimentos de granja (editado por llevó a cabo la prisión de Rebibbia para Dol ProLoco) . En pastelería, Chocolate de Valrhona, mantequilla de Normandía, huevos de gallinas criadas en el suelo, Harina orgánica tierra piedra de Molino Silvestri, Avellana Piamonte IGP, almendras de pistacho Avola y siciliano. El pan se hace todos los días en casa, con la masa madre. Cena comienza con un aperitivo de la casa: una copa de espumoso uva base Cincinnatus Bellone y berenjena “grano de” (Mini berenjena) al horno con cebolla y pimienta filete.

En la carta de los arrancadores (8-14 euros), con una amplia opción para veganos e intolerantes al gluten, Probé el Melandola (10 euros): una croqueta (rebozadas en avena) con un pisto de verdura y uvas chilenas, servido con espuma de almendra: Empanar es crujiente y no graso, hermoso junto con la dulzura de almendras.

También probé el ceviche, Me gusta sobre todo, marinado con verde manzana y Chile (14 euros): plato en cantidades suficientes para dos personas, con pescados y mariscos frescos y por supuesto talado, cortado en cubos y no steak tartar, con una fuerte acidez debido a la cal y el verde manzana. Un arranque perfecto si te gusta el pescado crudo, gusto fresco y quieres alojarte luz.

Sin embargo, Probé un plato llamado Tavolara, Sardo inspirado (12 euros): base de “Seada” Vacío de SARDA, cubierto con stracciatella di bufala, cintas de apio crujiente y un roe de salmonetes grandes de la isla de Tavolara, en Cerdeña, por lo tanto totalmente hecho a mano. Un plato único y convincente, no enciende, Tal vez junto con un segundo lugar de poco exigente.

Para nada convincente, En su lugar, Aunque el juego es muy atractivo, crema fría de guisantes, Búfalo de ñoquis de requesón con fresas frescas y cubiertas de chocolate (8 euros), lejos de equilibrio de ingredientes que no se pueden combinar en un motor de arranque. El único plato que honestamente no me gusto.

Entre los primeros (entre 13 y 16 euros) Probé un fabuloso cous cous, Recomiendo muy, hecho con trigo entero (Maftoul palestino por AltroMercato) con verduras a la plancha, Cranberries y almendras tostadas. Cous cous muy bien granulada, bien cocido. Un plato simple pero interesante Mediterráneo y del Oriente Medio influye recuerda.

Entonces, MEZZI paccheri pasta Mancini con ovejas teñidas de Maremma y bronceada di Rebibbia (15 euros):
Quizás uno de los mejores platos de otros lugares, de sabores intensos, ingredientes de calidad, Equilibrio general. Y aplaudo la cocción pasta, al dente.

Último gusto de primera, Ravioles caseros rellenos de bacalao y patatas, con tomates tomates enlatados de La llamas (16 euros): placa de mano de obra excelente y sabor, también en este caso en cantidades abundantes (ravioli de nueve por porción).

Llegamos a la segunda (entre 14 y 21 euros): son dignos de encomio, el Kofta Martignano (16 euros), albóndigas de cordero picante, suave y suculento, acompañada de una interesante y bien sincronizado con salsa picante de queso feta y pistachos, sirve en una mezcla de nabos y zanahorias al horno. Puede ordenar como plato principal o dividirla en dos personas y aseguro que no te arrepentirás. Lo que me gusta los nabos rojos y blancos, pero me pareció muy sabrosa incluso el contorno.

Bueno también el estofado de pollo con hinojo y jengibre, Ensalada de judías verdes amargos (15 euros): una comida ligera, sabor delicado, pero con la carne cocinada a la perfección, Seguía siendo jugoso, y un crujiente de verduras, Cómo me gusta.

Fue el ultimo gusto “Thessaloniki”, un rosticciato de pulpo en pan rallado con limón, servido con berenjenas asadas en hummus de garbanzos al Romero (17 euros): los tentáculos del pulpo eran muy grandes, otra vez la porción era suficiente para
dos personas. Cocinar el pulpo, primero a baja temperatura y luego pasa a la placa, le dio una gran suavidad y referencias de Medio Oriente en este plato estaban bien presentes. Tal vez sólo dio un toque extra de acidez en el pan rallado.

A la conclusión de, el restaurante en otros lugares no ofrecen postres, pero una pequeña selección de pastelería de estilo francés que varía continuamente, también porque es el resultado de cursos de pastelería que los muchachos siguen en la tarde. El nivel general de pastelería es alto, como se muestra por el mignon varios que he probado: deliciosas combinaciones de masa, mousse de chocolate oscuro o blanco, con frambuesa, Caramelo, Albaricoque, crema de limón y merengue que le dieron buenas sensaciones de acidez y juegos de texturas que no nivel en el escaparate de una panadería. La carta de vinos está todavía en construcción, y lo demuestra, no tanto por la elección pequeños, en cuanto a la falta de información precisa sobre el productor y la designación de los vinos propuestos. Mark-ups, entre burbujas, Blanco y rojo, son de mediano a alto. Existe una propuesta de vinos de postre y vinos rosados. Nota sobre, definitivamente, para servicio de mesa: dos jóvenes operarios que han recibido una educación, sonriendo, atento a las necesidades del cliente, preparado y muy divertido.

(visita de julio de 2017)

Echar un vistazo también ...

Deja un comentario

Este sitio utiliza para reducir el spam Akismet. Aprender cómo se procesa sus datos comentario.